El despido por Burofax: qué se debe tener en cuenta

El despido por Burofax: qué se debe tener en cuenta

En los tiempos que estamos viviendo, con el teletrabajo más extendido que hace unos meses, muchas empresas se preguntan que, en caso de tener que realizar despidos, cómo se entrega la preceptiva carta al trabajador. Aparecen las dudas sobre el despido por Burofax y qué se debe tener en cuenta para poder realizarlo de este modo.

Evidentemente, este medio de comunicación está extendido desde hace muchos años, pero es ahora cuando surgen más dudas al respecto.

Notificaciones de un despido por Burofax

Cuando no es posible entregar en mano la carta de despido al trabajador para que este la firme dejando constancia de su recepción, la empresa tiene la obligación de hacer llegar la citada carta de forma fehaciente. Es decir, tiene que quedar constancia del contenido de la misma y de la recepción por parte del trabajador.

Según el TS en su sentencia de 12 de marzo de 1986, “el requisito formal ha de entenderse cumplido si el empresario utiliza las fórmulas que puedan considerarse inequívocamente idóneas para que la decisión llegue a conocimiento del trabajador”.

 Esa prueba de entrega y del contenido de la carta se puede realizar, siendo la fórmula más extendida, a través de Burofax con certificación de texto y acuse de recibo.

En muchas ocasiones la dirección que la empresa tiene del trabajador no está actualizada, y la carta puede no llegar a su destinatario. La falta de entrega de la carta en este caso no puede imputarse como defecto a la empleadora.

Así lo establece, entre otras, la Sala de lo Social Sección 1ª del TSJ Cataluña, en su Sentencia núm. 8015/2012 de 26 noviembre, dictando que “dado que las comunicaciones fueron remitidas por la empresa al domicilio de la trabajadora, no cabe imputar defecto en la notificación a quien ha utilizado todos los medios adecuados para lograr poner en conocimiento de la destinataria su decisión”.

Ahora bien, dado que el trabajador tiene 20 días para interponer demanda judicial tras el despido, ¿qué fecha se establece para el inicio del cómputo de este plazo? Si el trabajador recepciona la carta, el despido tendrá efectos desde la fecha de recepción de la misma.

Sin embargo, si el trabajador, por ausencia en su domicilio, no puede recepcionar la carta, el despido comenzará a computar, a efectos de posibles recursos, desde que el trabajador recoge la carta en la Oficina de Correos, no desde que este organismo deja el aviso. Esto es lo que establece la reciente Sentencia del Tribunal Supremo nº 82/2020, de 29 de enero 2020.

En el caso recogido en la citada Sentencia, un trabajador acudió a su oficina postal a los 30 días de que se le dejara aviso de una comunicación a su nombre. El Tribunal entiende que no hubo negativa a recibir la carta por parte del trabajador, ni que este realizara maniobras dilatorias, sino que recogió la comunicación dentro del plazo de 30 días que disponía, sin tener conocimiento del contenido de esta.

Por ello, si la Empresa opta por comunicar un despido por Burofax, deberá tener en cuenta los 30 días que este tiene para retirar la notificación de su Oficina de Correos.

Juan Ignacio González

Asociado Senior del Área Laboral

Si desea ampliar la presente información, no dude en ponerse en contacto con nuestro despacho llamando al 91.205.44.25 o enviando un email a contacto@alierabogados.com

Deja un comentario

Cerrar